sábado, 26 de septiembre de 2009

Para nada



Escribir para nada,
escribir para nadie;
emitir una señal
que jamás se escuchará
y que se va transmitiendo
entre las almas vacías
en una ciudad que asfixia
llena de pena y recuerdo.

Sentir como nadie siente,
sentirse como nadie quiere:
cuanto más dura es la vida
más abstracta es la sonrisa.

No quedaba más por llorar
o eso parecía,
borrachera de fracasos:
la pasión era mentira
y todas aquellas miradas
entre ojos verdes y marrones
se volvieron en seis horas
asesinas de ilusiones.

Resaca entre botellas
de desesperación:
los ojos irritados
y muerto el corazón.

5 comentarios:

Fidel dijo...

Aunque nadie te lea, siempre se escribe para alguien: para uno mismo.

Guille Rancel dijo...

Vuelta a las andadas!
Te vi el otro dia por el blues, creo.
Como va todo?
Un saludo!

Ola Na Tungee dijo...

Cuando escribes en un blog de internet, siempre, siempre, hay alguien que te lee, aunque no se pronuncie.

Yo aprovecho hoy la mía para decir que llegué aquí de casualidad y me gusta este sitio. ¿Te importa que siga viniendo de visita de vez en cuando? Acabo de empezar un blog, la segunda parte de El maullido cósmico (http://elmaullidocosmico.blogspot.com/) te invito a pasar siempre que quieras. Saludos de la antigua Baby Cat Face.

Ornelia dijo...

Desde nuestra sola soledad, uno se cree uínico en su unidad. Sólo hay que salir a la calle, mirar a los otros a los ojos, para sentir lo que sienten, que es parecido a lo que sientes tú.

bolet dijo...

Se puede estar rodeado de gente y estar solo... y estar solo y a la vez rodeado de gente.

voy a empezar a leerte ;)