jueves, 18 de junio de 2009

El día menos pensado



He decidido volver a buscarte. Un día, el menos pensado, dejaré el miedo y la nostalgia atrás y volveré a por ti. Hasta ese día quiero que no pierdas la fé, que sepas que existo, que no estás sola, y que todo irá bien.

No creas que no te anhelo, no pasa un día que no recuerde ese sentimiento de encontrar la pieza que me falta, pero hoy no estás preparada. Tú tienes tu vida y yo la mía, tú quieres alejarte y yo prefiero no moverme. Tú elegiste la locura y yo la desesperación, y fracasé. Y lo sabes, de algún modo siempre supe que mis pensamientos te llegaban de alguna forma. Te quise explicar y me faltaron palabras, te quise proteger y te alejé más, te quise y volveré a querer, seguro.

La gente que lea esto no sabrá de quién hablo, no te preocupes, pero en realidad me gustaría explicar que cuando hablo de ti, hablo de un sentimiento, que es lo que eres. Me dirijo a ese sentimiento que encontré también el día menos pensado, y pasaron los meses, y mi vida te abrazó… Y luego te perdí, y me cambiaste por otro, y… te di a elegir… lo recordaré siempre.

Pero han pasado los años, y me siento preparado para volver a amar, me siento… con ganas de levantarme y gritar que estoy vivo, que me puede partir un rayo pero que no me quitará esta sensación de volver a la vida. Y el día menos pensado, como siempre… cruzaré otra vez esa laguna Estigia para llevarme conmigo el amor que alguien quiera ofrecerme. Hasta entonces, tú me odiarás y yo… te seguiré guardando muy adentro.

Escrito a S.

Ojalá leas esto para que sepas lo que se esconde más allá de lo que ambos creemos que pensamos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Sabes que estoy enamorada de tus dedos, algún día cuando sepa cuidarla raptaré tu alma, y la guardaré en una hermosa caja de madera para tenerla siempre cerca de mi, y que me cuente historias.

Elianne dijo...

oh! ya estoy aquí!! :)
Qtal todo??

uou que optimismo si señor jeje
Cuentame cosas

Violetcarsons.

Morgen N. dijo...

Hasta entonces yo creo que ese sentimiento del que hablas no te odiará, más bien te intentará hacer cosquillas para que sientas aún más que estás vivo.
De los textos que más me han gustado, no arriesgaría demasiado si digo que el que más.

Musus!