jueves, 9 de septiembre de 2010

Eterna noche de Verano



Cinco años y sus noches
buscándote en cada sueño
es demasiada condena
para un corazón ya viejo,
caduco de sinsabores,
enfermo de la paciencia,
adicto a caminar
respirando inexperiencia.
Y a cada paso me canso
sin poder tomar aliento,
castigado a anhelarte
hasta el último momento
en que me falle el compás
de mis manos, de mis dedos,
de las marcas en papel
cada vez que te recuerdo
con esa sonrisa tuya
a media luz acercarte,
siempre regresas a mí
y no llego ni a rozarte.
Cae la noche de nuevo,
otra vez bajo tus garras,
ya me conoce Caronte,
ya no me cobra la barca.

4 comentarios:

Violetcarsons dijo...

Lo que me podre reír cada vez que leo "reflexiones y mierdas varias". No sé, utilizo yo mucho esa expresión...

Anónimo dijo...

un "me gusta" a esta entrada.
Un final espléndido. Triste pero la mayoría de las veces cierto.
P.D. Heyy! todavía tenemos q tomarnos un café juntos!
(Bolet)

Reina Mugre dijo...

Pues qué suerte, o algo.

Paranoia dijo...

"Y a cada paso me canso
sin poder tomar aliento,
castigado a anhelarte
hasta el último momento"

Es simplemente...perfecto, me ha salido hasta rítmico con la guitarra, eres increíble, y espero que eso te haya quedado claro después de tanto tiempo.

Un enorme beso, don devorador de galletas!!